Transformación del modelo de cuidados

25/05/2021

Fundamentos de la Atención Centrada en la Persona (ACP)

La ACP parte de la escucha de las preferencias y deseos de las personas, además del reconocimiento de su derecho a la autodeterminación.  De ahí la importancia de recoger toda la información de su actividad cotidiana, de lo que sucede en el día a día para para diseñar su plan de cuidados, acorde a sus preferencias.

¿Cómo se está implantando este modelo en el Centro?

Durante estos meses hemos avanzado en la implantación de este modelo; siempre basándonos en los fundamentos sólidos de la atención centrada en la persona. 

  • La primera FASE de implantación del modelo fue de formación y conocimiento de dicho modelo tanto por parte por parte de los profesionales (auxiliares) de referencia, así como del grupo impulsor que está formado por profesionales del centro de distintas áreas de intervención. 
  • A lo largo de la segunda FASE hemos buscado conocer las preferencias y deseos de las personas, realizando sus historias de vida, iniciando con aquellas personas que no presentan ningún tipo de deterioro cognitivo. Se ha solicitado colaboración familiar a las personas residentes de nueva incorporación al centro, para conocer en profundidad a los usuarios.

Paralelamente a la segunda fase, hemos incorporado nuevas metodologías de trabajo, creando grupos reducidos de personas, lo que facilita la realización de actividades individuales y donde la persona ha recibido el apoyo del profesional para llevarlas a cabo. Se ha dado la oportunidad de elección de los nombres de sus nuevas unidades de convivencia donde ellos y ellas se han sentido identificados.

Hemos creado nuevos espacios utilizando tabiques móviles, gracias a este tipo de material nos ha dado la oportunidad de modificar, crear y lograr entornos confortables, accesibles y seguros sin perder la esencia de los espacios amplios para mantener tradiciones y costumbres como pueden ser las actividades especiales o festividades. La actividad cotidiana tiene una gran importancia en el bienestar de la persona, por ello estamos proporcionando el soporte necesario para llevar a cabo actividades significativas ejerciendo así su autonomía.

El resultado ha repercutido en los espacios de la unidad de convivencia, donde ahora son salas con sus plantas y flores favoritas, donde hay lugar para realizar sus actividades preferidas en las que se han aceptado sus objetos personales y se están respetado sus decisiones, ya que cada persona es única.