Primera trabajadora que se jubila en la Residencia San José

28/09/2020

Para Ana Navarro, el año 2020 no será el año del COVID, será el año de su JUBILACIÓN.  El año del inicio de una nueva etapa en su vida.

Cuando a principios de año Ana nos informó que finalizando el mes de septiembre cumplía la edad de jubilación nos tomó por sorpresa; para nosotros como Centro era una novedad, pues era la primera persona que se jubilaba y no teníamos experiencia en este tipo de festejos; eso no fue impedimento para prometerle un gran festejo, le mencionamos que una “primera jubilación” y los “10 años del Centro” sólo coinciden y se cumplen una vez, por eso el 24 de octubre, día de nuestra Madre, lo celebraríamos en grande 

8 meses de Covid después, nos tuvimos que reinventar para poder cumplir con todas las medidas de seguridad y brindarle a Ana un último día muy especial…  Sin duda, todo lo que se hace desde el corazón sale bien; y fue así como en un sencillo pero sentido homenaje, con aplausos, música, baile (realizado por la protagonista), confeti, brindis, flores y mucho amor, hemos mostrado a Ana nuestra gratitud y reconocimiento por todo lo que entregó más allá de su excelente desempeño laboral; Ana, en palabras de todos quienes compartieron en los 9 años que estuvo en el Centro, fue una COMPAÑERA en todo el sentido de la palabra; su valor innato de acoger e integrar a las nuevas compañeras, se adicionaron a su carácter alegre y cooperativo que siempre sumaban en el equipo.

ANA, has dejado huella en la Residencia San Jose y te echaremos de menos.

¡Disfruta muchísimo de esta nueva etapa!