El Consejo de Mayores, una iniciativa que da voz a nuestros residentes

El Consejo de Mayores

Las sugerencias y comentarios son el motor que nos ayuda a mejorar. Nos importan mucho, tanto si vienen de fuera como de dentro del Centro. Los profesionales de la Residencia San José se implican en cada actividad, de sus propuestas nacen proyectos dirigidos a alcanzar objetivos terapéuticos concretos.

Las aportaciones e iniciativas de los familiares son siempre un impulso para nosotros, por eso nos gusta contar siempre con su opinión y con su apoyo. Los residentes son nuestra razón de ser, trabajamos por su bienestar. Para lograr cubrir sus necesidades a todos los niveles, conocer su grado de satisfacción y darles voz hemos creado el Consejo de Mayores, un comité formado por los usuarios del Centro.

¿Qué es el Consejo de Mayores?

Todos  los meses los residentes se reúnen en una asamblea que tiene como propósito principal la puesta en común de los deseos, opiniones y sugerencias de los usuarios. Esta actividad, encaminada a defender sus derechos, se conoce como Consejo de Mayores y es dirigida y moderada por la técnica en animación sociocultural (tasoc) y la psicóloga, como personal responsable. 

¿Cuándo empezó a funcionar el Consejo de Mayores?

El Consejo de Mayores comenzó a funcionar en la Navidad de 2010. De esa primera asamblea surge el deseo, la ilusión y una primera tentativa por acercarnos a la comunidad.

Los residentes expresaron su interés por hacer algo diferente, y la Hna. Salomé y Laura, responsable de pastoral y psicóloga respectivamente, se dirigieron con este propósito al ayuntamiento con la intención de entrevistarse con el concejal de festejos de Burjassot y conseguir lo impensable, que el Correo Real llegara al centro a recoger las cartas de los residentes y que una semana después los tres Reyes Magos vinieran con sus pajes a traerles regalos. 

Así empezó todo, Yaiza, la tasoc, cogió carrerilla y para no quedarse rezagada, consiguió que los alumnos del instituto Faitanar de Quart de Poblet nos visitaran y realizaran actividades con los usuarios,  y que asistieran los coros de la Parroquia de la Natividad y la Parroquia San Miguel. 

Mª José, la directora, hizo posible que los alumnos de 4 y 5 años del colegio de los Desamparados acudieran al centro a cantar villancicos y hacer una actividad de manualidades con los residentes. 

Algunos familiares, como los de Consuelo Berenguer, nos regalaron su tiempo y gracias a ellos actúo en el centro el coro Telecor. La actuación del coro Intergeneracional fue posible gracias a la participación de los colaboradores. 

Todo esto que sucedió en Navidad fue la pólvora que nos impulsó en las Fallas, pasando primero por San Valentín y Carnaval, y después a vivir la Semana Santa, la fiesta de la Primavera y lo que tenga que venir, siempre contando con las sugerencias que recibimos tanto de dentro, de nuestros colaboradores y residentes, como de fuera, de los familiares y la comunidad.

Gracias a todos por aportar ideas, por poner vuestro granito de arena, por hacer más entrañable el día a día de nuestros mayores, por darles vida y calidad, y sobretodo por estar ahí.

Servicios o especialidades relacionados