Sentido homenaje a nuestro voluntario Pedro Vila Carbonell

05/11/2018

El pasado 29 de octubre tuvimos la oportunidad de reunirnos y celebrar la compañía, trabajo, entrega y dedicación de nuestro voluntario Pedro Vila Carbonell.  Después de casi 4 años como voluntario, Pedro nos acompañó hasta el mes de abril de 2018, cuando por motivos de salud tuvo que abandonar sus labores. Después de pocos meses Pedro nos dejó el 20 de junio de 2018.

La huella que dejo Pedro será imborrable, con su entrega, dedicación, disponibilidad y alegría supo ganarse el corazón de todos los que hacemos parte esta familia; para los residentes era una persona muy querida, al que esperaban con ansias y al que tenían espacial cariño, para los colaboradores era aquel hombre generoso, gentil y atento que sin pretenderlo se robó nuestro más profundo afecto y para los familiares era una persona que destacaba por su profesionalidad.

En un sencillo pero emotivo acto recordamos a Pedro en sus diferentes facetas, voluntario, compañero, acompañante, actor, amigo… su familia: hijos y nietos estuvieron emocionados al escuchar las palabras que la responsable del voluntariado le dedicaba y al ver una recopilación de fotos de sus mejores momentos. 

Finalmente llegó el acto más representativo de la tarde, aquél en el que su corazón, representado por la guitarra que le acompañaba todos los domingos para alegrar las tardes de los residentes, y que sus hijos generosamente donaron al Centro, fue colgada en un rincón especial de nuestra casa como símbolo de agradecimiento y cariño que siempre tendremos por el incansable voluntario: Pedro Vila Carbonell.